sábado, 5 de febrero de 2011

CORAZÓN DE... ¡GALLETA!


Hola, corazones! ;-) Otra de galletas! Me encanta hacer galletas, creo que se nota!

Tenía estas fotos en una carpetilla esperando a que llegase el mes de febrero para ver la luz desde hace unos meses. 
Nunca celebramos el día de los enamorados (la verdad es que no celebramos casi nada, ahora que lo pienso.) Lo nuestro es celebrarlo todos los días y darnos pequeños homenajes como estas galletas "amorosas" cualquier día del año.

Estas las hice en noviembre, con unos restos de masa de un experimento que hice para halloween (al final de la entrada os pongo una fotito).

Creo que es ya la tercera o cuarta vez que publico la misma receta de galletas, pero es que me encanta esta masa.
Es muy fácil de trabajar, está buenísima, y además las galletas se conservan perfectamente un montón de días.

Cuando me vi con los restos de masa de estos 3 colores, enseguida me acordé de las galletas de San Valentín de Gabriela Clavo y Canela. Es una verdadera artista, os recomiendo una visita a su blog.

Las suyas son un poco más elaboradas, pero yo como tenía poquita masa (sólo hice estas galletas que salen en las fotos), las hice muy sencillitas.
¡Ideales para alguien que nunca ha hecho galletas  y quiere iniciarse en este mundillo!

Ingredientes:
Para las galletas:
- 225 gr de mantequilla
- 220 gr de azúcar
- 1 huevo grande
- media cucharadita de sal
- 450 gr de harina de repostería
- alguna esencia (almendra, vainilla, limón,...) (opcional)

Para la glasa:
- 1 clara de huevo
- 200 gr de azúcar glas
- una pizquita de cremor tártaro (opcional)

En un bol ponemos la mantequilla (que estará a temperatura ambiente) y el azúcar y mezclamos hasta conseguir una textura esponjosa y fluída.

Puede hacerse "a mano o a máquina", yo esta vez lo hice con la batidora de varillas.

Añadimos el huevo batido y la esencia (si le ponemos, a mi me gustan con esencia de limón), y seguimos mezclando hasta que estén perfectamente integrados.

Añadimos la harina y la sal tamizadas, y removemos bien. Al principio se puede hacer con una cuchara, luego os aconsejo directamente mezclar con las manos, ya que la masa queda bastante dura.

Para hacer la masa de 3 colores como en este caso, cuando está lista la dividimos en 3 partes: a una de ellas le ponemos cacao en polvo, a otra colorante en gel de color rojo, y la tercera la dejamos tal cual está.

Hacemos una bola con cada masa, la envolvemos en papel film para que no se seque y la metemos en la nevera una horita (o más, sin problema).

Pasado este tiempo, extendemos la masa y la cortamos con un cortapastas, un vaso, a cuchillo...como prefiramos, van a estar muy ricas igualmente!
 
Yo las estiro siempre con el rodillo apoyado en dos piezas de madera iguales, para que queden todas iguales de altura y bien lisas.
 
En este caso fui estirando las masas y cortándolas con cortapastas redondos, cuadrados y de corazones de distintos tamaños.
 

Para hacer galletas de dos colores, tenemos dos opciones: una es cortar una galleta de un color, y luego hacer una galleta más pequeña de otro color y simplemente ponerla sobre la grande antes de hornearla (por ejemplo, la del corazón rojo sobre la galleta cuadrada de cacao).
 
La otra es cortar una galleta, y con un cortador más pequeño, quitarle un trozo. Podemos hacer una galleta exactamente igual de otro color y rellenar el hueco, o simplemente dejarlo tal cual, quedan también muy originales.
 
Es importante hornearlas sobre una chapa o la bandeja del horno, y no sobre la rejilla (aunque sea con silpat), porque siempre quedan un poco marcadas.
Las metemos al horno precalentado a 180º, unos 10 minutos. En cuanto se empiecen a dorar los bordes, podemos sacarlas.

Las ponemos a enfriar en una rejilla.

Si decidimos decorarlas con glasa, es importante que enfríen bien antes de empezar.


Para hacer la glasa necesitaremos dos ingredientes básicos: clara de huevo (mejor si es pasteurizada, las venden en Mercadona o Alcampo) y azúcar glas.

También podemos añadir una pizquita de cremor tártaro, si tenemos, pero no es indispensable.

Batimos ligeramente la clara, añadimos la punta de una cucharilla de cremor tártaro y vamos echando poco a poco el azúcar glas, removiendo continuamente y viendo como va espesando poco a poco.
Yo esto lo hice a mano, pero puede hacerse con batidora de varillas.

Para decorar estas galletas necesitaremos una textura de glasa densa, casi como una pasta dentífrica.
Una vez está lista la glasa, la separamos en diferentes cuencos y añadimos los colorantes (utilicé en gel) para conseguir los colores que queramos.


Ponemos la glasa en biberones de cocina o en mangas con boquilla.... y a  decorar!

Es súper entretenido decorarlas, sobre todo si vais improvisando en cada una, para que no se haga demasiado repetitivo (aunque en este caso las decoré todas con puntitos, que me encanta como quedan).

Ahora que veo las fotos se me ocurre que decoradas con chocolate blanco o con leche seguro que también están muy buenas, tengo que probar para la siguiente vez.

Y por último os dejo una foto de las galletas para las que hice la masa de estos colores: un lindo gatito en una noche estrellada de luna llena.
Me encantó este dibujo, que pena que sólo le sacase un par de fotos. Habrá que repetirlas, ¿no?

43 comentarios:

  1. Que bonitas!!!! te han quedado preciosas!! es que da pena morderlas!! me encantan!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Alaaaaaaaa qué chulada niña!!!
    Te han quedado preciosas!!!

    A mí me encanta hacer galletitas con glasa, y las he hecho varias veces, me encanta, me parece súper diveritod, pero vamos... con estas formas y colores, jolín!!! qué monada!!!!

    No te digo que no caiga yo también en la tentación de hacer unas poquitas por San Valentín, que yo tampoco lo celebro, soy como tú, lo celebro cuando me viene en gana, que no necesitamos una marca en el calendario para tener un detalle, o hacernos una buena cena :)
    Así es como debería ser, no???

    Besitos preciosa. Cuídate!
    Y gracias por la idea, porque fijo que las hago algún día.

    ResponderEliminar
  3. A parte de lindas se ven riquísimas, gracias x la receta la probare.
    un abrazo
    Rossana

    ResponderEliminar
  4. Nunca dejas de sorprendernos!! pero no las hagas tan bonitas que luego de penita comerlas... aunque si me las pones delante... no duran ni un minuto!!! jajaja.

    ResponderEliminar
  5. jo que preciosidadessssssss eres una maestra galletil es que me encanta! son preciosas si es que da pena comerselas siempre te digo lo mismo pero es verdad, todaví ame acuerdo las azules y blancas q hiciste, nunca he visto nada más bonito, que preciosidad

    ResponderEliminar
  6. geniales ya las vi varias veces así de colores y la verdad es qeu son una chulada, no sé por qué pero nunca me animo a hacer galletas, besos.

    ResponderEliminar
  7. Tan preciosas que es una pena comerlas solo ahora, así que mejor como tú en noviembre o cuando nos apetezcan unas galletas como estas todo corazón.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Toda una obra de arte. Felicidades

    Carmen

    ResponderEliminar
  9. Uauuu! Son preciosas!! Me encantan!! Con lo que me gustan las galletas de dos colores... y si son de corazones ni te cuento! jeje Y la del gato? Pero si te ha quedado perfecta! :D
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  10. ahgg que maravillaaaaaaa, un beso.

    ResponderEliminar
  11. Ayyy pero què romànticas estas galletas! te han quedado fabulosas! un besote

    ResponderEliminar
  12. waou!! j'adore tes biscuits!! ils sont trop mignons et je craque totalement pour le tableau avec le chat! merci pour ce plaisir!! bon dimanche!!

    ResponderEliminar
  13. Jolines, Natalia, te han quedado super chulas. Me han gustado mucho la forma de decorarlas, así de sencillas, con los topitos, y la técnica para hacerlas. Apúntate un 10, guapa.

    un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan!!!!! Sabes que me gustaría??? Verte por un agujerito haciendo las galletas, seguro que tienes cara de niña pequeña...
    Biquiños

    ResponderEliminar
  15. qué lindas galletas!!!
    si hasta da pena comérselas!!
    seguro que están de vicio
    besos

    ResponderEliminar
  16. las de corazones me han encantado, pero la del gatito ni te cuento ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. que bonitas!! te han quedado ¡¡fantasticas!! menudo trabajo. Y con unos colores preciosos. Un beso

    ResponderEliminar
  18. las galletas chulisimas,pero lo del gatito,,,que pasada

    ResponderEliminar
  19. Pero que monas por favorrrr estan estupendas y muy cucas, me encantan!
    Un besito

    ResponderEliminar
  20. Qué preciosidad de galletinas !!!

    Dignas de desfilar por la mejor de las pasarelas.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  21. Natalia me han encantado, te han quedado preciosas y muy originales.

    Muchas gracias por todos los consejos, tengo un proyecto entre manos y me vendrán muy bien.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. qué bonitiñas.... yo también tengo mi versión para los enamorados... y tampoco celebramos... sobre todo porque ese día suele ser el resacón (que no de alcohol) del día 13... mi cumple!!!! jaaaaj aaaaaaaaaaaaaaaaa que no falta nada!!!
    nena, la del gato ya te lo dije.. una chulada!!!
    besotes

    ResponderEliminar
  23. las galletas siempre te quedan muy profesionales...
    eres la monstrua de las galletas...

    ResponderEliminar
  24. Te han quedado preciosas, yo aún no me he animado con las galletas, pero a ver si un día me pongo ahora cuando empiece el buen tiempo...

    Besotes

    ResponderEliminar
  25. Cómo se me habían escapado estas galletas? te las copio, me han encantado, no para San VAlentín pero adaptaré la idea.

    ResponderEliminar
  26. Que galletas mas cucas! Menudas manitas que tienes! Jaja, a ti te parecera sencillo pero yo y la reposteria no nos llevamos muy bien!

    ResponderEliminar
  27. Vaya trabajazo y que tutorial has preparado.

    ResponderEliminar
  28. Hasta lo más sencillo se convierte en algo maravilloso si se combina bien!
    Qué chulada!
    Y las del gato me encantan!
    El problema que me surge a mí con las galletas decoradas es que no hago tantas como quiero porque luego me da pena comérmelas y ya no sé donde guardar más!!

    ResponderEliminar
  29. Que bonitas te han quedado... me encantan!! Me quedo la del gatito para mí
    Un beso

    ResponderEliminar
  30. ¿Dices que son unas galletas poco elaboradas? Si algún día soy capaz de hacerlas así monto una tienda y me forro, eso seguro. Nadie puede decir que no a tales preciosidades.
    Besos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  31. Te han quedado preciosas, vaya manos.
    No sé como os pueden salir esos dibujos, para mi es todo un misterio.
    Seguiré intentándolo a ver si lo consigo.
    Besos

    ResponderEliminar
  32. Se ven hermosas y yo creo que han de estar deliciosas también, felicidades por esas maravillosas galletas!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Están todas preciosas, no sabría cual elegir, eso sí, da pena comerlas.
    Un beso.
    Claudia

    ResponderEliminar
  34. Qué pena comerlas con lo bonitas que son y qué paciencia más infinita para decorar una por una. El resultado, espectacular
    Besos

    ResponderEliminar
  35. Qué trabajazo llevan pero qué bonitas te han quedado!!! estás hecha una artista..
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Que bonitas y que arte tienen estas galletas, felicidades por el trabajo tan bien logrado¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  37. felicidades por el trabajo tan bien logrado,estas galletas son preciosas.

    ResponderEliminar
  38. ¡Qué bonitas! Nunca había visto galletas así. Me han encantado.

    Besos,

    ResponderEliminar
  39. Creía que lo había visto todo en galletas, pero no. Me has sorprendido!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme vuestro comentario!