lunes, 28 de febrero de 2011

FILLOAS (CREPES)

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Crepe.

Y tengo que añadir que también de la gastronomía gallega: las filloas.

Las filloas sueden prepararse tanto dulces como saladas,  rellenas o simplemente espolvoreadas con un poco de azúcar... riquísimas.

Sin dudalo mejor de las filloas es "robar" una de vez en cuando del plato donde se van poniendo al hacerlas... Normalmente llegan sólo la mitad a la mesa, es imposible resistirse ante una filloa recién hecha humeante y blandita...mmmm!

Me ha gustado que el círculo propusiese esta receta. Es una de esas que preparo desde hace muchos años y que suelo hacer totalmente a ojo, así que esta vez aproveché y pesé los ingredientes.
Aquí os los dejo, salieron unas 14-15 grandecitas, casi como un plato llano.

Ingredientes:
- 3 huevos grandes
- 225 ml de leche
- 175 ml de agua
- 250 gr de harina de trigo
- mantequilla (un cubo de 2 cm de lado)
- una cucharada sopera de azúcar
- media cucharadita de sal



La receta es de las más sencillas que puede haber: derretirmos la mantequilla en el microondas y ponemos todos los ingredientes excepto la harina en un bol y los mezclamos (a mano o con la batidora).

Añadimos la harina, y volvemos a mezclar.

Dependiendo del tamaño de los huevos, podemos necesitar un poco menos o un poco más de harina. Esto sólo nos lo da la experiencia.
Lo bueno es que sobre la marcha podemos rectificar la masa: añadir un poco más de harina o un chorrito de leche, según lo que queramos conseguir.

Cuanto más líquida esté, más finas podremos hacerlas (a mi me encantan finísimas), pero también más difíciles de hacer son.

Lo ideal es que una vez hecha la mezcla (en mi casa de toda la vida se le llama amoado), la dejamos reposar una media hora.
En invierno vale a temperatura ambiente, pero si las hacemos en verano, mejor la metemos en la nevera.
Si las vamos a tomar de postre, podemos preparar el amoado justo antes de comer, y dejarlo reposar hasta la el momento de hacerlas.

Porque eso si,  para ami gusto tienen que estar recién hechas. Tenemos que esperar nosotros a las filloas, y no ellas a nosotros.
En cuanto pasan unos minutos, se quedan un poco duras e insípidas.

Para hacerlas, ponemos una sartén o una crepera a fuego fuerte.

Dejamos caer unas gotitas de aceite de girasol, y con un papel de cocina lo esparcimos bien.

Cuando empiece a humear, con un cucharón vertemos la cantidad justa para cubrir la base de la sartén.

Yo lo hago así: cucharón con el amoado en la mano derecha. Sartén en la mano izquierda, levantada del fuego.
Voy vertiendo poco a poco y girando la sartén, para que se reparta lo más rápido posible y quede muy fina.

La vuelvo a poner al fuego, y cuando veamos que ya no queda mezcla cruda en la superficie, con cuidado de no quemarnos cogemos la filloa por un borde y le damos la vuelta en un movimiento rápido y seguro.
Las primeras veces podéis probar con una pala o una cuchara de madera, pero enseguida le cogeréis el tranquillo y os saldrán de maravilla.

Según las vamos sacando de la sartén, las vamos poniendo en un plato y rápidamente espolvoreamos una cucharadita de azúcar. Tapamos con otro plato para que no enfríen.

Por  una de las caras (la primera en pasarse) quedan muy lisitas y homogéneas, mientras que por la otra quedan más rugosas y con puntitos tostados.
En la fotos anteriores creo que se aprecia bastante bien.

Yo normalmente no necesito volver a poner aceite en la sartén, pero si vemos que se pega la masa, podemos hacerlo cada 2 o 3 filloas sin problema.

Como os decía, como mejor están es recién hechas,mmmm! Nosotros las ponemos en el centro de la mesa, y cada uno va cogiendo una y adaptándola a sus gustos: tal cual, con un poquito más de azúcar, con fresas y nata, mermelada, miel y nueces, helado  de chocolate y plátano... aquí si que hay infinidad de variantes!

Como tienen un sabor bastante neutro, quedan genial con cualquier acompañamiento! Mis favoritas, sin duda, son las de azúcar y las rellenas de fresa y nata montada. Irresistibles!

29 comentarios:

  1. UMMMMMMMMMMM!!!! Me encanta, me encanta, me encanta. Que ricas están. En mi casa de toda la vida se hicieron más gorditas y les llamamos follados. Las hacemos finitas desde hace unos años y la verdad es que no se parar de comer. Nunca hemos dejado reposar la masa, probaré.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  2. que ricas se ven...aunque con la receta del circulo han quedado ricas, me parece que un dia de estos probare la de tus filloas!
    Saluditos!!

    ResponderEliminar
  3. Di-vi-nas!!SE ven fantásticas!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. què ricooooo y con frutillas!!! te han quedado fantàsticos! un besote

    ResponderEliminar
  5. Te han quedado de escandalo!! y el relleno uno de mis preferidos, fresas con nata, umm!!

    Un besooo

    ResponderEliminar
  6. Mmmm preciosas las crepes y las fotos!

    ResponderEliminar
  7. mi madre nos las preparaba de pequeñas... me ha traido muy buenos recuerdos tu post... te han quedado soberbios..
    un beso

    ResponderEliminar
  8. Te han quedado unas filloas impresionantes. En mi casa no hay tradición de hacer ni de comer filloas dulces, siempre se han comido saladas.
    Probaré tu receta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Deliciosas Belén!! Me encantan las filloas.
    Un besiño.

    ResponderEliminar
  10. Natalia hemos coincidido en el relleno..... pero son deliciosos.

    Te han quedado muy parejos.

    Un lujo.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Riquisimas las filloas!!! Me gustan dulces o saldas como sean, con ese sabor tan suave.... te han quedado decliciosas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Deliciosas, a mi me gustan mucho con emmental rallado.
    Besos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  13. Jolinnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnnn menuda tela que super apetitosasssssssssss.....ains que pena que ya este con la o.b. en fin....me guardo la recetina....besicos maños!


    http://anicaensucocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. En Chile preparamos mucho este tipo de panqueques y lo rellenamos con manjar o dulce de leche. Son deliciosos. Saludos

    ResponderEliminar
  15. que buenas te han quedado, besos

    ResponderEliminar
  16. Que finitas y ricas se ven . Con tu permiso me voy a anotar la receta.
    Un besito

    ResponderEliminar
  17. tiene una pinta estupenda!! yo las suelo hacer a menudo con una receta parecida, y las rellenamos con nata o miel y estan ¡¡deliciosas!! un biquiño

    ResponderEliminar
  18. madre mia que buenos, te quedo espectacular :)

    ResponderEliminar
  19. que delicia madre mia se me esta cayendo la babita ahora mismo

    ResponderEliminar
  20. Que entrada mas completa nos has dejado me parecen fabulosas el relleno de fresas y nata delicioso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. qué buenas.... tengo que hacerlas... si me da tiempo!!! jajaj que voy a 5000por hora... espero que no me pille un radar!!! jajaja
    wapaaaaaaaaaaaaa mil besos

    ResponderEliminar
  22. te han quedado perfectas, pero perfectas de verdad, mis felicitaciones ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. mmmmmmmmmmmm, tengo que hacerle una petición a la cocinera, que con fresas con nata tienen que estar para morirse...

    ResponderEliminar
  24. QUE RICO!!!!!
    La receta me ha encantado y las fotos también.
    Por mi parte te invito a mi rincón, Malvasia y a mi pequeña tienda online que aunque no van de cocina sino de labores a lo mejor te gusta.Aralia

    ResponderEliminar
  25. Bellos y ricos crepés ésto es un manjar de lujo las fotos,abrazos.

    ResponderEliminar
  26. ¡¡Sensacionales!! El relleno es lo más. Has rizado el rizo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. Que buena pinta !!

    En Asturias, reciben el nombre de "Frixuelos" y los servimos simplemente con azucar, es muy tipico en las fiestas de Carnaval, pero esta tan buenoooss, que se hacen todo el año !!

    Un saludo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme vuestro comentario!