miércoles, 22 de mayo de 2013

BAGUETTES


Hoy empieza una nueva andadura para el blog... me he unido a Bake the World,  y esta es la primera propuesta que comparto con mis compañeros paneros.
Si os gusta el mundo del pan os animo a uniros, no hace falta tener blog y si algún mes no podemos o no queremos preparar la propuesta, no hay ninguna obligación.
El único requisito es, en caso de tener blog, publicar todos en el mismo momento, ni antes ni después.

Me encanta participar en grupos como este, ya que me obliga a hacer nuevas recetas que de otra forma seguro que no me animaría.


Como en el caso de mi primera propuesta, las baguettes francesas.


Cuando vi en el correo que nos enviaron que tocaba hacerlas, casi cunde el pánico.
Y la verdad es que al final no fue para tanto, he de reconocer, así que no les tengáis miedo si os apetece hacerlas.

Por supuesto tienen muchísimo que mejorar, quedaron bastante torcidas y los cortes fatal, pero el sabor era impresionante.
Sin dudarlo el mejor de los panes que he hecho en casa. Con mucha diferencia.

Entre las recetas que nos enviaron como ayuda me llamó la atención una de panarras.com, y fue por la que me decidí.
Es esta, mirad qué baguettes, impresionantes. ¡Si algún día me sale algo parecido me hago un monumento a mi misma!

Con estas cantidades que os pongo me salieron estas 4, 2 grandes y dos pequeñas.
Os dejo las cantidades de la receta original y las que yo usé.

Ingredientes:
- 400 g de harina de fuerza ( yo necesité una cucharada colmada más)
- 280 ml de agua
- 7,2 g de sal
- 1.4 g de levadura seca de panadería (le puse 2g)










El proceso es largo, pero merece la pena probarlas. Y digo largo y no laborioso, porque aunque son bastantes horas no hay que hacerles demasiado caso.

Tenemos que preparar un prefermento o poolish, que dejaremos toda la noche reposando:
Mezclaremos en un bol 133 gramos de la harina, 133 ml de agua, y una pizquita de levadura.
Removemos con una cuchara, sin más.
Tapamos con un film el bol, teniendo cuidado de que el borde queda bien sellado para que no entre más aire y no se seque la mezcla.

Dejamos reposar unas 12-16 horas. Yo lo tuve 12, pero no le hubiesen venido mal las otras 4, sigue haciendo mucho frío.
Pasado este tiempo, vemos que la mezcla está llena de burbujas y de vida, y eso que lleva poquísima levadura.

Añadimos el resto de harina y de agua, y mezclamos durante unos 3 minutos.
Mi masa quedaba super pegajosa, imposible de manejar, así que tuve que añadir harina poco a poco, al final fue una cucharada colmada más o menos.
Es importante que no nos pasemos con la harina, sólo añadiremos la indispensable para poder trabajar la masa sin desesperarnos.

Cubrimos con un paño y dejamos reposar dentro del bol unos 45 minutos.


Añadimos la sal, mezclándola con la masa dentro del bol.  Dejamos reposar 5 minutos, y hacemos lo mismo con la levadura.

Yo todo esto lo hice a mano, pero podemos hacerlo hasta este punto en amasadora perfectamente.


Ya tenemos todos los ingredientes, ahora podemos empezar con el amasado. Y cómo no, para hacer baguettes, amasado francés.
Nunca lo había intentado, y la verdad es que aunque al principio me costaba, enseguida le cogí el ritmillo y al final iba como la seda.
Os recomiendo este vídeo de La cocina de Babette, lo explica genial.

Según ponía la receta, tenemos que conseguir que el gluten desarrolle pero no del todo... yo como no tenía ni idea, amasé unos 5 minutos y ahí me planté.


Hacemos una bola con la masa, y la ponemos en el bol untada de aceite por toda la superficie para que no se forme costra. En total tiene que reposar 3 horas, con dos plegados.

Dejamos reposar una hora, la sacamos y hacemos un plegado. Yo para hacerlos hago un cuadrado con la masa, como si fuese un pañuelo, y la doblo en 9 partes, como hace aquí Pam pero en vez de doblar la primera vez a la mitad la doblo en tres.

Dejamos reposar una hora, y hacemos otro plegado.  Veremos que la masa empieza a estar llena de burbujas, debemos manipularla lo mínimo posible y con cuidado, para no romperlas.
Siempre con las  puntas de los dedos, no utilizaremos nunca el rodillo para estirar la masa.

Deberá reposar otra hora, para alcanzar las 3 totales.


Al final será una masa estupenda, con un montón de burbujas de distintos tamaños.

Con cuidado la dividimos en las partes que queramos. Yo como véis hice dos grandes y dos pequeñas, pero podéis hacer 3 grandes.

Para el preformado y formado de la baguette, os dejo también este vídeo de Babette. Siento poner tantos enlaces, pero por mucho que os explique nunca voy a conseguir el mismo nivel de detalle que con los vídeos.
En este caso, un vídeo de YouTube vale más que mil palabras.

Entre el preformado y el formado dejaremos reposar 15 minutos la masa para que se relaje, y una vez estén formadas nuestras baguettes otros 75 minutos antes de meterlas al horno.

No os quejéis, ya os avisé, es una receta larga pero que merece la pena.

Cuando hayan pasado estos 75 minutos, deberemos tener el horno precalentado fuerte, en mi caso al máximo, a 250ºC.

Resulta que cuando me dispuse a  colocarlas sobre la bandeja... no cabían! jajaja! Genial, soy una crack.
Por suerte sí en diagonal, pero de una en una, así que horneé primero una grande y una pequeña y luego las otras dos.
El caso es que una la sobé bastante, con las dudas del cabe-no cabe, y se bajó un montón.
Quedó muy rica y esponjosa, pero no tan redondita como la otra.

Hacemos unos cortes oblícuos con una cuchilla (otra vez error, el cutter no cortaba, así que tuve que hacerlos con el cuchillo del pan) justo antes de hornearlas. Con cuidado de no profundizar demasiado, aunque creo que yo le tenía tanto pánico a este momento que los hice demasiado superficiales.

Metemos rápidamente la bandeja, y pulverizamos agua sobre las paredes laterales del horno, para formar vapor.

Pasados unos 10 minutos, abrimos la puerta un momento para que salga el vapor y bajamos la temperatura a 230ºC hasta que estén listas, más o menos 10-15 minutos más.

Para saber si están, debemos darles la vuelta y golpear la suela. Si suena a hueco, es que nuestras baguettes están en su punto.
Las pondremos a enfriar sobre una rejilla.

Yo soy de pan blanquito, pero podéis dorarlas a vuestro antojo. con un golpe de grill.


Y nuestras baguettes por fin listas para disfrutarlas. Porque estas baguettes no se comen, no, se disfrutan.

Como os decía al principio, sin duda el mejor pan que he hecho hasta ahora.
Los levados largos le dan un sabor perfecto, y el amasado francés y los plegados consiguen unos alveolos estupendos.

Como tienen mucha corteza en relación a la miga no se conservan demasiado bien, así que es mejor que nos las zampemos cuanto antes.
El mismo día del horneado o como mucho al día siguiente.
Aunque con lo buenas que están me extraña que pasen del día de horneado, pero yo por si acaso os aviso. ;-)

Sin duda la repetiré, me ha encantado la receta. Toda una experiencia panarra.

Por último vuelvo a dejaros el enlace de Bake the World, por si os animáis a participar o ver las propuestas de todos los participantes.


23 comentarios:

  1. me dejo de chorradas, tengo el aceite listo... vente para acá con las baguettes debajo del brazo....
    chica, es que con esa miga no hay nada más que decir que no sea guaaaaaaaau!!!!

    besis

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Menudo bocata!! se ven estupendas, bienvenida al reto, es muy enriquecedor ver las diferentes versiones.
    Yo disfruto mucho, nos vemos en el siguiente,
    Saludos
    Vicky

    ResponderEliminar
  3. La miga te ha quedado estupenda, me encanta. Sí que me creo que te has tenido que pelear con la masa, no queda otra para conseguir una miga como esa.

    un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  4. Natalia, te han quedado fabulosas, qué miga más bonita!

    las nuestras duraron un asalto, merece la pena, qué ricas...

    besos

    ResponderEliminar
  5. Somos muchas las que hoy comenzamos a formar parte de este reto "panero" que tanta ilusión hace ¿verdad? el mundo del pan es alucinante y siempre crees que todo se hace igual, pero nada que ver.
    Te han quedado estupendas, espero verte el mes que viene también.
    Nieves

    ResponderEliminar
  6. Yo veo tus baguettes estupendas!!
    besos

    ResponderEliminar
  7. Yo también utilicé el vídeo de Babette y la verdad me lo pase muy bien, aunque no me han quedado tan bonitas como las tuyas. Beso.

    ResponderEliminar
  8. Ohhhhh, que baguettes tan geniales que has hecho Natalia!!! Me han encantado!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  9. Neniiiiiii, pero si estás hecha una superpanadera, vaya miguita guapa. En todo lo que te pones triunfas.
    Besis

    ResponderEliminar
  10. Conseguiste una miga insuperable!!! y lucen una crujiente corteza.. Estupendisimas baguettes Natalia... Besoss,

    ResponderEliminar
  11. Me gusta mucho la miga que has obtenido, tanto que me voy a llevar un bocata con ese relleno que tapa la miga deliciosa ;) Saludos panarras.

    ResponderEliminar
  12. Una miga insuperable, hermosa receta.
    Hola!

    ResponderEliminar
  13. Hola Natalia,que baguetes más buenas has conseguido y con una miga impresionante,yo también soy de pan blanquito.....Besets.

    ResponderEliminar
  14. Natalia, te han quedado unas baguettes estupenda, qué alveolatura más espléndida!

    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Natalia!!! tus baguettes están perfectas, a mí se me olvidó el greñado, jajajaj me comía ese bocata ahora mismo, qué hambre, bsss

    ResponderEliminar
  16. ¡Vaya pintaza!
    Están perfectas. Ahora le daba un buen mordisco a ese bocata...

    ResponderEliminar
  17. Hola Natalia, bienvenida al reto panarra, seguro que te vas a divertir, es una experiencia estupenda, para los que nos gusta hacer pan. La estrena ha sido muy buena, estas baguettes te han quedado dgenial.
    Un bico

    ResponderEliminar
  18. hola, soy tu nueva seguidora, encantada de estar por aqui con tus delicias!
    Silvia
    chup-chup-chup.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Hola Natalia! Un aspecto estupendo tienen estas baguettes…
    Seguro que son las primeras que preparas, jejeje??
    Dan ganas de apuntarse al reto sólo con ver los resultados.
    Un beso. Sonia

    ResponderEliminar
  20. Ahora mismo devoraba ese rico bocadillo! Fantásticas baguettes! Besos

    ResponderEliminar
  21. Jope, te han quedado fantásticas! Ya tengo el teclado llenito de babas de tanto ensalivar... y qué hambre me ha entrado, jejjeje
    Un besazo

    ResponderEliminar
  22. No hay duda de que uno de los mayores inconvenientes con el que cuenta la baquette es su tamaño, porque no es nada fácil tener un horno en el que nos quepa una barra de pan de un metro de largo. ¡Me cachis!

    Ahora que ya has entrado en este mundo panarra, ya verás lo que aprenderás, y querrás más y más. Y sobre todo viendo el resultado tan bueno que has logrado con las tuyas.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  23. Creo que el pan sea la cosa màs buena que se haya podido crear, yo no puedo estar un dia sin comerlo ,me encanta ,pero me encanta mucho màs prepararlo en casa y hacerlo de diferentes modos. Optimo post

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejarme vuestro comentario!